Situados, tanto la quesería cómo la finca el Rañal, en la comarca de Sierra de Gata un territorio con diversidad de paisajes y flora. Tiene importantes recursos hidrográficos, con dos vertientes importantes: el río Arrago y el río Erjas. Posee un importante patrimonio arquitéctónico en algunas de sus villas, especialmente en Gata, San Martín de Trevejo, Torre de Don Miguel, Trevejo, Robledillo de Gata… Su secular aislamiento (hasta el punto de conservar dos fósiles lingüísticos como son la Fala y el extremeño) la han convertido en uno de los lugares más vírgenes de la Península en lo que se refiere a Naturaleza y autenticidad de las formas de vida rural. Así, es actualmente una de las zonas con mayor potencialidad y crecimiento para la práctica del turismo de interior. Su ubicación favorece unas condiciones de humedad y temperatura especialmente propicias para el desarrollo de múltiples variedades de setas por lo que se considera un enclave idóneo para los amantes de la micología y la recolección de hongos.

El suelo

Esta compuesto básicamente por arcillas, margas y pizarra siendo su composición más bien de acido a neutro. el punto exacto de El Rañal se situa en la zona de transición entre el robledal y encinar encontrando, en las más de 120 Ha. que la componen, una gran variedad de árboles y arbustos, donde ramonean nuestras cabras y muy diverso pasto dónde pacen y aportan riqueza alimenticia y sabor a nuestros quesos.

El clima

El clima es de tipo mediterráneo, con influencia oceánica del Atlántico en invierno y continental en verano. Dicha estación suele ser cálida y los inviernos relativamente suaves (24ºC/6ºC). La temperatura media anual es de 13º, con unas precipitaciones concentradas entre noviembre y abril, en torno a los 1.200 mm. Hay pocas nevadas, y éstas suelen ser por encima de los 700/800 m.