Nuestras cabras son un cruce de:La cabra verata.El nombre de verata, tiene su origen en “la vera” comarca del Nordeste de la provincia de Cáceres considerada como la cuna de la raza. También ha sido denominada “Cabra Castellana” y “Cabra de los Montes de Toledo”.Son animales de gran rusticidad, explotados en pastoreo en régimen semi-extensivo, es decir, aprovechando los recursos pastables del medio y recibiendo una pequeña cantidad de alimento en forma de concentrado cuando regresaban al aprisco y en épocas de máximo rendimiento (lactaciones, partos…) tradicionalmente ligado a la práctica de la transterminancia que va desde las zonas de dehesa o vega, a los pastos de serranias cercanas durante los meses de verano, en otros tiempos esta práctica estaba generalizada a la mayoría de las explotaciones para el aprovechamiento de pastos, principalmente de la zona de Gredos en la actualidad ha quedado limitado a un reducido numero de explotaciones.

La cabra malagueña

es una raza caprina española originaria de la provincia de Málaga, en Andalucía. Es la raza caprina que más influencia ha tenido en las restantes razas de la península ibérica, ya que está presente en numerosas regiones, y se considera una de las razas lecheras más importantes del mundo. En España se distribuye principalmente por la costa de Granada y todo el territorio de las provincias de Málaga, Córdoba, Cádiz, Sevilla y Huelva, aunque también por lugares de Extremadura y por el sur de Castilla y León.

Su piel es fina y aterciopelada, las mucosas claras, sonrosadas y, en muchos casos, con abundante pigmentación. Suelen tener el pelo corto, aunque se pueden encontrar animales de pelo más largo, formando raspil y calzón, especialmente en la sierra. Frecuentemente presenta mamellas. La capa es uniforme, de color rubio, que va desde el rubio claro o albahío al rubio oscuro o retinto.

Sexualmente hablando, la raza es precoz y prolífica y tiene una de las tasas de fertilidad más elevadas, ya que las hembras son poliéstricas permanentes.

La rusticidad de la cabra malagueña la hace muy resistente a los climas cálidos. Se adapta fácilmente a distintos sistemas de explotación, siendo familiares la mayoría de los rebaños y de régimen semiextensivo.

La raza se dedica principalmente a la producción de leche, debido a su gran productividad, aunque se encuentra en auge la producción y consumo de otros productos derivados como el Queso de Málaga y el Chivo Lechal Malagueño.
Obtenemos con este tipo de cruce las ventajas del genotipo verato de adaptación y rusticidad y los de producción de leche, del genotipo murciano, con un alto rendimiento para la elaboración de nuestros quesos.